Monty Alexander

El pianista de origen jamaiquino Monty Alexander es un intérprete sofisticado y prolífico con un estilo urbano y contundente, inspirado por la tradición del bop, así como por el reggae y el pueblo caribeño con el que creció.

“En general, cuando toco música, la huelo y veo los colores. Cada canción tiene su propia personalidad, su propia alma, y ​​si no puedo sentirla, no puedo tocarla con sentimiento. No entiendo qué es lo que me hace diferente, pero siento que tengo muy poco en común con los demás. Me parece ser mi propio personaje extraño. Si estoy en lo cierto en mis motivaciones y actitud, suceden cosas increíbles “.Monty Alexander, 2010


Nacido en Kingston, Jamaica en 1944, Alexander comenzó a tocar el piano alrededor de los cuatro años y tomó clases de música clásica a partir de los seis años. Cuando era adolescente, sin embargo, descubrió el jazz y ya actuaba en clubes nocturnos. Aunque su carrera inicial lo encontró cubriendo los éxitos del pop y el rock del día, fue su amor por artistas orientados al jazz como Oscar Peterson, Duke Ellington, Frank Sinatra y Nat King Cole lo que le brindó la mayor inspiración.

En la década de 1970, Alexander estableció una relación duradera con la marca alemana MPS (Musik Produktion Schwarzwald) y lanzó un flujo constante de álbumes, incluyendo Here comes the Sun de 1971, Perception de 1974 y Cobilimbo de 1977 con Ernest Ranglin, amigo y colaborador de toda la vida.

Estos álbumes encontraron a Alexander empujando su sonido en nuevas direcciones y combinando a menudo el jazz con elementos de las tradiciones musicales caribeñas de su juventud. Durante este período, formó relaciones de trabajo con el bajista John Clayton y el baterista Jeff Hamilton. Como trío, debutaron con gran éxito en Live de 1976. Montreux Alexander, y continuarían trabajando juntos en diversas configuraciones durante las próximas décadas. El pianista también continuó grabando con Milt Jackson e hizo apariciones en álbumes de Quincy Jones, Dizzy Gillespie, Phyllis Hyman y otros. 

Los años 80 también fueron un período fructífero para Alexander, quien continuó combinando su amor por el jazz directo y la música caribeña con el lanzamiento de álbumes como The Duke Ellington Songbook de 1983, The River de 1985 y Li’l Darlin de 1986. En 1983 viajo a  Europa donde conoció al bajista Ray Brown con el que tocó durante un tiempo, incluyendo Full Steam Ahead de 1985 y 1987 The Red Hot Ray Brown Trio. Siguieron más álbumes, incluyendo Live at Maybeck de 1994 y Yard Movement de reggae de 1995. Completó la década con Echoes of Jilly’s inspirado en Frank Sinatra de 1997 y Stir It Up: The Music de Bob Marley de 1999.

En 2000, los logros artísticos de Alexander fueron reconocidos por el gobierno de Jamaica con su designación como embajador mundial de la música y como Comandante en el Orden de la Distinción por servicios destacados en Jamaica. Ese mismo año, colaboró ​​con los gigantes del reggae Sly Dunbar y Robbie Shakespeare en Monty Meets Sly & Robbie, seguido en 2001 por Caribbean Duet con el pianista Michel Sardaby.

“Me encanta Jamaica. Me encanta América. Los amo a los dos juntos más que a cada uno por separado. Habito el aspecto rítmico de ambas cosas. No puedo explicar por qué. Lo hago de forma natural y alegre. Tengo la confianza y el orgullo y el privilegio de decir que vengo de raza multicultural y multiétnica. El lema de Jamaica es como ‘E Pluribus Unum’ de los Estados Unidos, ‘de muchas, una sola gente’ “- Monty Alexander, 2014

2 comentarios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.