Musicales

Qué tiene de malo que la gente chasquee los dedos? Cuando Stravinsky tenga un éxito ya hablaremos. De momento, dame alguna melodía. Joe, productor en el musical de Stephen Sondheim, Merrily We Roll Along.

El estilo de los musicales de Broadway puede considerarse una mezcla de ragtime, jazz primitivo, opereta vienesa, teatro de variedades y blues sureño aderezado con unas gotas de Gilbert & Sulliven, bastante parecido (salvando las distancias) al género de la revista.

La primera generación de compositores de teatro musical, entre los que se hallaban George Gershwin, Irving Berlin, Jerome Kern y Richard Rodgers, demostró una gran habilidad a la hora de crear canciones de éxito. En buena parte, se trataba de inmigrantes de origen judío bastante jóvenes que se sintieron atraídos por el folklore afroamericano.

La herencia de la música popular judía, especialmente el klezmer, con los estilos emergentes de los guetos negros dio paso a un estilo vibrante y apasionado que se adueñó de Broadway. Sea cual fuere la razón, todos ellos formaron parte de la Edad de Oro del género, que comienza, más o menos , con The show boat (1927) de Jerome Kern, y termina con Gipsy (1959), de Stephen Sondheim.

Sin duda, el patriarca del grupo fue Jerome Kern. En The show Boat, se vale de la música para explorar los diversos temas tratados en el espectáculo. <Ol’man River> posee una sencillez solemne, mientras que <Life Upon The Wicked Stage> hace gala de una encantadora malicia que refleja con brillantez el carácter juguetón de las bailarinas.

Con todo conviene apuntar, si bien Kern dotó al género de melodía, Oscar Hammerstein, su letrista, confirió a la música la teatralidad necesaria.

Pese a no ser un compositor, Hammerstein procuró que la música siempre estuviese ligada a la obra que se representaba. Sus letras encajan con la trama dramática e incluso la realzan. Por ejemplo, <Eleven O’clock Number> aporta energía en una escena en la que la acción comienza a perder interés. También da importancia a su función dentro de la representación. En otras ocasiones , las canciones revelan los sentimientos no revelados con las palabras. Aunque algunas de estas canciones podrían formar parte de un repertorio muy adecuado para cabarés y salas de fiestas, su verdadera razón de ser se encuentra en la obra a la que pertenecen, Por eso se dice que el teatro musical forma un todo.

One response to “Musicales

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s