Stevie Wonder, ‘Innervisions’

La prueba de si un álbum es o no un clásico tiene más que ver con el atractivo y la resistencia al tiempo que con el impacto instantáneo. En 1973, «Innervisions» de Stevie Wonder golpeó duro inmediatamente. Estados Unidos estaba lidiando con el racismo, la pobreza y una epidemia de drogas desenfrenada, entre otros problemas. A los 23 años, Wonder ya era un músico experimentado con varios álbumes lanzados como un niño prodigio y como un adulto de cara fresca. Con una nueva conciencia cultural e fuerza para impulsar la sociedad, Stevie fue valiente al abordar todos los problemas antes mencionados.

El álbum alcanzó su punto máximo en el número 4 en la lista Billboard. El genio de Wonder es palpable, especialmente teniendo en cuenta que Wonder  lo grabó solo. En varios cortes, se le acreditan las voces principales y de fondo, las teclas, el sintetizador, la armónica, las congas y la batería. 

4 comentarios

  1. El funk de Too High es estupendamente delicioso. Toda la música pertenece a la época en la que se compone, pero sólo la que es legítimamente buena trasciende el tiempo y mantiene su validez por el resto del tiempo. Innervisions es una prueba de esto.

    Me gusta

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.