glen_miller1.jpgGlenn Miller fue un trombonista de logros modestos, pero se convirtió en uno de los directores de big band históricos. Aunque desdeñado por los puristas del jazz, canciones como <In the mood>, <String of Pearls> o <Tuxedo Junction> han mantenido imperturbablemente su popularidad. Las bandas de Miller tocaban canciones de swing basadas en riffs perfectamente ejecutados y baladas muy lentas; el rasgo característico de su sonido se basaba en una melodía de clarinete doblada una octava por debajo por un saxo tenor, mientras los demás saxos, las trompetas con sordina y los trombones añadían suavemente color y armonía.

Miller prefería músicos sólidos y disciplinados  (que podía dar justo el sonido que necesitaba en los arreglos) a los flamantes solistas del jazz. Sus melodías pegadizas, intrincadas pero de fácil audición, capturaron la imaginación del público. Su desaparición en una avioneta sobrevolando el Canal de la Mancha yendo de camino a un concierto programado con su Allied Expeditionary Force Orchestra sólo hizo aunmentar su leyenda.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s