El instrumento y sus técnicas: Efecto Reverb (Parte II)

Los tempos acelerados del jazz no hubieran sido posibles en un lugar donde la reverberación fuera alta. Es gracias a los edificios cercanos a la Plaza Congo en Nueva Orleans que deberíamos ver la apariencia de este estilo musical, ya que permitieron un sonido más seco.

“La reverb está ahí para ofrecer una música más cálida al público, porque si no reverbera, no nos afecta”

Reverberación artificial

Fue en la primera década del siglo XX con las primeras grabaciones cuando los ingenieros de sonido pioneros se dieron cuenta de su importancia. Había que conseguir una manera de reproducir el efecto de la reverberación sin tener los Alpes o una catedral en su estudio. Ahí es cuando comienza la historia de la reverberación artificial. Se puede obtener por medio de un difusor, por placa, por resorte, por banda , por pedal y en nuestra era digital por software.

Cuando la “Peg o ‘My Heart” de los Harmonicats fue lanzada en 1947, la armónica instrumental habría sido otra melodía pegadiza en la radio si no fuera por la reverberación surrealista y atmosférica que la empapó. El uso de una cámara de eco por parte del productor Bill Putnam (específicamente, un micrófono y un altavoz colocados en el baño del estudio) fue probablemente el primer uso artístico de la reverberación artificial en la música, y le dio una dimensión extraña a la canción.

No fue un simple truco, la innovación de Putnam engendró un nuevo giro en el esfuerzo continuo de los humanos para dominar las fuerzas del eco, una búsqueda que ha dado forma a la arquitectura de la música.

La cinta magnetica

Regalo irónico de la Segunda Guerra Mundial, la cinta y sus efectos, incluido el “retraso”. Les Paul, un fabricante de guitarras, lo introdujo en los años 50 en la música y especialmente al Rock’n Roll.

Sam Phillips fue un genio con las cintas magnéticas de su legendario estudio de grabación Sun Records, para crear reverberación. Lejos del mundo del espectáculo y de las grandes cámaras de eco, fue el inventor del slapback en 1954. Productor inspirado, sabe cómo deben “sonar” las cosas en un momento en que la noción de productor musical apenas existe. Él probará este efecto en el álbum del joven Presley.

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.