Anecdotario XXVIII: Bob Dylan

Incluso hoy, más de 50 años después de que comenzó a patear la escena musical, Dylan sigue siendo una figura esquiva, a veces acusado de tomar decisiones para ofuscar y confundir su identidad. En el verano después de graduarse de la escuela secundaria, Robert Zimmerman más conocido como Bob Dylan trabajaba como ayudante en un café de Fargo, Dakota del Norte. Empieza a tocar en la banda de Bobby Vee, en esa época se apoda a si mismo Elston Gunn.

Bob Dylan no es un hombre fácil de precisar. Confunde al público, en un momento un sabio y un profeta denunciando el materialismo y la guerra, y al siguiente un músico envejecido excéntrico haciendo conciertos para Victoria’s Secret. Su música es igualmente impredecible, a veces tan perspicaz que resuena en el nivel más profundo de su ser, a veces fuera de toda lógica.

Bob Dylan ha sido un catalizador primario en la sensibilidad cambiante del rock. Ha protagonizado y ha sido objeto de importantes estudios. Su trabajo se imparte en más de 200 cursos universitarios; y pocos artistas estadounidenses son tan importantes, amados y examinados interminablemente como él. Sin embargo, sigue siendo un enigma.

Sin embargo, para aquellos que llegaron a la mayoría de edad en los años sesenta. Bob Dylan era la voz que lloraba en el desierto, la conciencia de una generación. Puso música a lo que muchos luchaban por poner en palabras y, al hacerlo, le dio al movimiento de derechos civiles algunos de sus mejores himnos. Canciones de protesta clásicas como “Blowin ‘in the Wind”, “The Times They Are A-Changin'”, “Desolation Row”, “Chimes of Freedom” y “Masters of War” crean el ambiente para una revolución cultural impulsada por los jóvenes, cuyos himnos fueron sobre la paz y el amor y la lucha contra la opresión.

Desde el principio, las canciones de Dylan enseñaron que existe una relación incestuosa entre el autoritarismo, los males sociales, el militarismo y el materialismo y en sus mismas palabras “las soluciones a la corrupción son espirituales.”

Fue uno de los pocos cantantes pop que articuló claramente sus ideas políticas en su música. Pero, como si se encontrara en medio de la corriente y en un momento concreto Dylan decide abandonar la política. Lo suficientemente perceptivo para darse cuenta de que la política nunca es una respuesta real, sabía que los tiempos no estaban cambiando como la sociedad esperaba.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.