El mesías del jazz

Blue Funky Music

Gracias a una técnica impecable y a un carisma a prueba de bomba, Charlie Parker no tardó en convertirse en el indiscutible renovador del jazz. Sus solos se convirtieron en sermones que se escuchaban con arrobo. Amediados de la década de 1940, había aparecido la alternativa a Benny Goodman y Glenn Miller.

Su capacidad de fraseo con el saxo alto, de un gran virtuosismo y fluidez, así como de un toque marcadamente bluesy y una intuición armónica clara y a la vez compleja, le granjearon la admiración de colegas, críticos y aficionados. Aquel muchacho que había dado sus primeros pasos en la orquesta de JAy McShann en 1937 se plantó dos años después en Nueva York. Apenas había cumplido los diecinueve y estaba decidido a tocar con Art Tatum. A mediados de 1940 conoció a Gillespie, con quein comenzó a colaborar. Ambos trabajaron a las órdenes de Earl…

Ver la entrada original 148 palabras más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.