Anecdotario XXXIV: Las notas de Miles Davis

Herbie Hancock hablando sobre una anécdota vivida con Miles Davis:

Tengo muchas historias a cerca de Miles Davis, y una de mis favoritas es cuando estabamos tocando hacia 1963 en Stuttgart Alemania. Tal y como soy hoy día, siempre he estado interesado en la ciencia, desde que era pequeño. Así que siempre estoy comprando ordenadores , las cosas más pequeñas y nuevas que aparecen en el mercado. Y en esa época era la grabadora de cinta.

Así que me compré una Uher completamente nueva, ya sabes ese magnetófono portátil, grabadora ´reel to reel´, que en ese momento era la mas pequeña del mundo.

Uno de los grandes problemas que Miles tenía conmigo, es que yo cogía la grabadora , y recuerdo que allí así fue, junto a unos micrófonos, dos pequeños porque era estéreo. A gachas me metí debajo del piano . En esa época , Miles marcaba el tiempo con el pie , en plan , 1,2 1,2,3,4. Yo todavía estaba debajo del piano , cuando se suponía que debíamos empezar. Miles nos miró a todos, así que tuvimos que empezar de nuevo, pero todo quedó ahí .

Empezamos a tocar So what de Miles, y Tony Willams estaba a cargo de la batería, Ron Carter (contrabajo), Wayne Shorter (Saxo) . Fue una noche a tope , la música era justa, precisa, potente e innovadora, y divertida, nos lo estábamos pasando muy bien. Tony Williams estaba ahí a tope tocando la batería . Pero, justo en medio de un solo de Miles , cuando estaba tocando uno de esos solos asombrosos, yo estaba ahí en medio tratando de hacerlo , estoy ahí y estoy tocando y apoyando, y justo en medio del solo toco un acorde incorrecto. Un acorde que además sonaba completamente erróneo, sono como un gran fallo!!!!. Y lo hice y me quedé así , me puse las manos alrededor de mis oídos . Entonces Miles paró unos segundos , entonces tocó unas notas que hicieron de mi acorde el correcto. Eso me dejó estupefacto , no podía creer lo que había escuchado , Miles había sido capaz de transformar algo incorrecto en correcto , con el poder de la elección de unas pocas notas. Entonces no pude tocar durante un minuto , no podía ni palpar el piano .

De lo que me doy cuenta ahora , es que Miles no lo oyó como un error . El lo oyó como algo que pasaba , como un evento , así que eso era parte de la realidad de lo que estaba sucediendo en ese momento. Y se las arregló , encontró algo , ya que él no lo entendió como un error . Él sintió que su responsabilidad era encontrar algo que encajara , y fue capaz de hacerlo.

Aquello fue una gran enseñanza para mi , no solo sobre música , sino sobre la vida. Podemos buscar que el mundo fuera como quisiéramos que fuera , como personas individuales para que “sea fácil para mi”. Pero creo que lo importante es que crecemos . Y la única forma en la que podemos crecer , es teniendo una mente lo suficientemente abierta para aceptar situaciones, de ser capaz de sentir las situaciones tal y como son y transformarlas en medicina . Eso es lo que aprendí con aquella anecdota con Miles.

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.