anecdotario XXXVII : La vida de las estrellas I

Hay muchas historias de bebida, muerte y libertinaje que van mucho más allá del sexo, las drogas y el rock and roll. como Keith Richards dijo una vez: “Nunca he tenido un problema con las drogas. He tenido problemas con la policía”.

Estas palabras resumen el punto de vista que tantas estrellas de rock han sostenido: el único problema para vivir a mi manera es ser atrapado. Para estrellas como Richards, las drogas, el alcohol y un desfile interminable de amantes eran solo parte del estilo de vida. De hecho, los dioses del rock de los años setenta y ochenta en particular parecían estar en una competencia para ver quién podía llevar las cosas más lejos.

Una casa de campo con algunos enanos azules

Richards compró su finca rural Sussex Redlands por £ 22,000 en 1966. Mientras disfrutaba de un delicioso almuerzo de cócteles y LSD , Richards (junto con Mick Jagger y Marianne Faithfull) abrió la puerta a lo que Keef describe como “un montón de enanos” quienes parecían muy enojados por algo. De lo que no se dio cuenta en su estado de embriaguez, fue que se trataba de la policía, que había sido informada por un periódico sensacionalista sobre una “fiesta de drogas escandalosa“.

En los informes de la policía Keith dice que era “una escena de pura domesticidad” en una orgía alimentada por narcóticos en la que Faithfull fue encontrada desnuda por oficiales en una “posición comprometedora“.

Richards es famoso por sus actuaciones eléctricas, pero una noche en los años 60 literalmente se encontró conectado a la red eléctrica.

Tocando frente a 5,000 fanáticos en Sacramento, California en 1965, el promotor Jeff Hughson recuerda haber visto la guitarra de Keith golpear un soporte de micrófono que accidentalmente estaba conectado y una descarga eléctrica que lo hizo “volar en el aire hacia atrás”.

Fue llevado de urgencia al hospital y luego recuperó la conciencia riendo y comentando: “Bueno, o bien te despiertas o bien no“. No hace falta decir que el guitarrista volvió al escenario la noche siguiente.

En otra ocasión en unas vacaciones a mitad de la gira en Fiji en 2006 terminaron en un drama cercano a la muerte. Encaramado en un árbol después de una tranquila tarde nadando con Ronnie Wood, Keef se cayó y se golpeó la cabeza. Unos días más tarde se quejó de “dolores de cabeza cegadores” y fue llevado de urgencia al hospital en Nueva Zelanda. Milagrosamente, el guitarrista se despertó unos días más tarde después de una cirugía cerebral “sintiéndose genial”, y se reincorporó a la banda seis semanas después.

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .