Jazz Funk soviético

El Jazz Funk soviético de los años setenta, puede servir para desarrollar como se integró el Jazz en la URSS entre los años veinte y setenta.

Desde su comienzo en la década de 1920, el Jazz ruso ha estado en constante cambio entre la prohibición, la censura y el patrocinio estatal, dependiendo de quién sea el líder y sus políticas internas, extranjeras, económicas y políticas. El jazz llegó a Rusia a través de Valentin Parnakh, un músico que atrapó el virus del jazz cuando vio a los Louis Mitchel Jazz Kings, mientras estaba exiliado en París en 1921.

El 1 de octubre, Parnakh regresó a Moscú y realizó su propia Revolución de Octubre con su banda de jazz recién formada, Pervyj v RSFSR Kscentričeskij Orkestr džaz-band Valentina Parnakha . Su primer concierto fue programado, pero eso no contó mucho, ya que Parnakh había importado Jazz a Rusia en el momento justo, ya que la Nueva Política Económica del Estado (NEP) alentó “iniciativas privadas en las políticas económicas soviéticas“, lo que significaba compartir tanto de ideas culturales como financieras. Esta apertura condujo a un auge del jazz ruso durante la década de 1920, que el gobierno intentó regular y “profesionalizar”, incluso enviando una delegación cultural a Estados Unidos.

Este intercambio cultural increíblemente fluido cesó cuando Stalin (antes de su radical plan quinquenal) impuso una visión proletaria de las artes y la cultura, que era “anti-moderna, anti-occidental, anti-jazz y a menudo también anticlásica”. Temía la influencia externa, en particular la música, que creía que podría socavar la revolución. Durante un tiempo, el Jazz fue tolerado y se convirtió en un foco de acalorado debate; pero cuando Maxim Gorky regresó de la Italia fascista, por invitación de Stalin, el escritor escribió un controvertido ensayo que “equiparaba el jazz con la homosexualidad, las drogas y el erotismo“, y la música fue forzada lentamente a la clandestinidad.

El jazz y otras formas de música popular se convirtieron en la melodía característica de la intelectualidad disidente y liberal. A fines de la década de 1960 y principios de la década de 1970, el Jazz estaba reapareciendo, con grabaciones en secreto, generalmente de noche, entre músicos de ideas afines, ansiosos por adoptar y experimentar con otras formas e influencias musicales, especialmente el Funk y Soul que importaban de América. Pocas de estas grabaciones soviéticas de Jazz-Funk permanecen entre la gran cantidad de grabaciones que se hicieron.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .