Anecdotario XXXIX: My name is Prince

Blue Funky Music

¿Por qué, un artista tan ampliamente considerado como “el Príncipe” podría tener la necesidad de dedicar una preciosa hoja lírica para presentarse? El mundo al que se dirigiría, después de todo, había pasado la mayor parte de los años 80 bañando al artista con Grammys , singles exitosos, giras mundiales e incluso un Oscar.

Para cuando “My Name Is Prince”, el segundo sencillo del álbum Love Symbol de 1992 , se comercializó, Prince ya había pasado toda una década coleccionando álbumes multiplatino. Mientras construyó su propiedad de 10 millones de dólares en Paisley Park en 1986, se podría decir que su segunda casa fue la Billboard Hot 100.

Pero, como lo demuestra la inquietante energía funk de “My Name Is Prince”, reforzada por un latido hip-hop, la canción que inaugura ceremonialmente Love Symbol tiene menos que ver con anunciar la celebridad de Prince que con una lección crucial sobre su…

Ver la entrada original 537 palabras más

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .