Tuneando el instrumento

Muchos son los músicos que después de experimentar y aprender su instrumento deciden cambiarle alguna cosa para adaptarlo a su manera de tocar.  Milt Jackson que ajustó el oscilador para darle un sonido cálido y característico a su vibráfono. Jaco Pastorius saco los trastes a su fender jazz bass. Pat Metheny con su guitarra mixta que llamó  “Pikasso” por decir algunos.  En todos los casos  este  proceso de bricolaje ha influido en su proceso de aprendizaje , composición y  sonido.



Cada músico tiene su historia personal ligada a su instrumento. Brian May de Queen construyó su guitarra, conocida como Red Special, con su padre ya que éste no podía comparle una. Con el tiempo y algunas mejoras la guitarra de Brian está ligada indiscutiblemente a él, su forma de tocar y su sonido característico. 

El guitarrista Eddie Van Halen compró el cuerpo  de fresno de su guitarra y el brazo de arce a Wayne Charvel por la ridícula cantidad de 130 dólares. La ganga no era fortuita, sino se debía a que estaba repleta de defectos. Eddie sabía  lo que quería, redujo la retroalimentación microfónica, instaló la pastilla de una forma “incorrecta”, agregó un Floyd Rose, y donde debiera estar el vibrato típico de stratocaster, al guitarrista se le ocurrió atornillar una moneda de 25 centavos .  Pintó de negro, añadió unas tiras blancas y listo.

B.B. King llevaba a Lucille, su guitarra  una variación en la combinación del cuerpo hueca y sólido ES-355 de Gibson.

Steve Vai,  a partir de la existencia de Steve, las guitarras de siete cuerdas tienen una nueva vida, siendo él quien tuvo un papel determinante en su popularización gracias a su uso en shows y muchas grabaciones que hoy son clásicas.

Continue reading “Tuneando el instrumento”

Joe Satriani (Flying in the Blue Dream)

A finales de los 80, llegó un momento en el que los virtuosos de la guitarra salían de la nada y trataban de impresionar tocando de forma más rápida y más técnica.
En ese momento apareció el álbum Flying In A Blue Dream de Joe Satriani , que estableció nuevos estándares para el propio Satriani, reformó la escena de la guitarra de la época e invitó a todos los fanáticos de la música a “volar” con él en una variedad de sonidos, imágenes, y emociones …

Este es el tercer álbum en solitario del virtuoso de la guitarra estadounidense. La mayoría de las canciones que aparecen en el álbum son instrumentales, con algunas excepciones que incluyen a Joe Satriani a la voz. Puede que no sea un gran cantante, pero es bastante decente, y las melodías vocales se adaptan hábilmente a su voz.

En general, el álbum tiene escrito “lo moderno y lo tradicional”, y contiene elementos de muchos géneros musicales como hard rock, country, heavy metal de los 80, blues, funk rock, etc. Satriani está en plena forma, tocando algunos de los solos más creativos y melódicos de su carrera. 

Thorbjorn Risager(cantante y guitarrista)

Un músico de blues danés que apareció en escena a principios de la década de 2000. Fanático de Southern soul y Chicago blues, fusionó los dos sonidos, algo que fue evidente en su debut en 2004, Live 2004. Este disco también mostró las habilidades de Black Tornado , un grupo que reunió en 2003 para articular su visión artística. Risager y Black Tornado firmaron con Cope Records, un sello del trompetista de la banda, a mediados de la década de 2000 y desde ese momento, ha trabajado con regularidad. Los álbumes han aparecido cada dos años  haciendo giras a menudo. No ha sido hasta 2014 que ha recibido  atención internacional después del lanzamiento de Too Many Roads, le siguieron Songs of the Road en 2016 y apareció Change My Game a principios de 2017.

Jacob Collier (Multiinstrumentista y Cantante)

Con sede en Londres, Inglaterra, Jacob Collier es un crossover vocalista de jazz y multi-instrumentista con un don de armonía y arreglos al más alto nivel. Nacido en una familia de músicos, Collier , de 17 años, comenzó a subir vídeos musicales de sus actuaciones nítidas y de múltiples pistas grabadas por él mismo en Internet desde su habitación en casa a finales de 2011. Presentando la mayoría de los videos en una El diseño de cuadrícula para que cada toma vocal e instrumental fuera visible, a menudo organizaba y ejecutaba hasta ocho partes de armonías vocales, con acompañamiento que iba desde teclados e instrumentos de cuerda hasta percusión variada.