Afro Blue(Mongo Santamaria)

Mongo Santamaria es el hombre que le dio al mundo “Afro Blue”, una canción que llamó la atención de John Coltrane y de muchos otros por su espiritualidad elevada y digna.

Hay un espíritu híbrido de melancolía y resolución en este tema, un espíritu que Mongo y Trane parecían compartir.

Maestro conguero, Santamaria en su mejor momento crea un hechizo de incitación enraizado en los rituales religiosos cubanos, sentado silenciosamente ante sus congas con total dominio sobre los espacios rítmicos.

Ramon “Mongo” Santamaria originalmente tomó el violín, pero luego cambió a la batería antes de abandonar la escuela para convertirse en un músico profesional. Mongo , que actuó en el Tropicana Club en La Habana, viajó a la Ciudad de México con un conjunto de baile en 1948 y luego se mudó a la Ciudad de Nueva York en 1950, donde hizo su debut en Estados Unidos con Pérez Prado y Tito Puente. El avance de Santamaria en el mercado masivo pudo haber sido el resultado de una mala noche en un club nocturno cubano en el Bronx en 1962. Según la historia, solo tres personas se presentaron al club ese día, así que los músicos realizaron una sesión improvisada sin mucha presión en que el pianista suplente para el concierto, Herbie Hancock , dio a conocer su nueva melodía de blues a los otros músicos, el tema se llamaba”Watermelon Man“.  Cuando el productor Orrin Keepnews lo escuchó, se apresuró a llevar a la banda a un estudio y grabó un sencillo que saltó al puesto número diez en las listas de éxitos en 1963.

Chano Dominguez (piano)

El pianista de jazz latino Chano Domínguez combina post-bop, fusión y flamenco que a menudo hace referencia a sus raíces andaluzas.

 Nacido en Cádiz en 1960, Domínguez comenzó a tocar la guitarra flamenca alrededor de los ocho años antes de pasar al piano. A sus veinte años formó el progresivo conjunto de rock latino CAI, que lanzó tres álbumes para CBS. Después de que el grupo se disolvió en 1981, Domínguez siguió una carrera en solitario. Rápidamente obtuvo varios premios por su innovadora combinación de flamenco y jazz, incluido el Primer Premio en el Concurso Nacional de Jazz para Jóvenes Intérpretes en 1992. Un año después, lanzó su álbum debut como solista, Chano, y se mudó a la ciudad de Nueva York.

 

El revival del dixieland

“A mediados de la década de 1930, la palabra (dixieland) comenzó a emplearse en algunos círculos de músicos blancos. Luego pasó a la prensa especializada y, de allí, al público para perder, poco después, su connotación sureña”. Richard Sudhalter

A finales de los año treinta, la Era del Swing estaba en todo su apogeo gracias a las big bands de Benny Goodman, Chic Webb, Glen Miller o los hermanos Dorsey (Jimmy y Tommy). El jazz de Nueva Orleans, así como su vástago, el dixieland, llevaban bastante tiempo desaparecidos.

original dixielandLa obra de pioneros como King Oliver o Jelly Roll Morton permanecía en el olvido. Algunas de sus figuras, como Nick LaRocca, fundador de la Original Dixieland Jazz Band, había abandonado la música para dedicarse al mundo de la construcción, mientras que el trombonista Edward <kid> Ory, que no sólo enseño el oficio a Louis Armstrong, sino que lo acompañó en las sesiones de los Hot Five y de los Hot Seven(1925-1928), se dedicaba a la cría de aves de corral.

Continue reading “El revival del dixieland”

Anecdotario XIV: Adolphe Sax

La evolución de los instrumentos musicales se puede describir como un proceso largo que involucra a decenas de fabricantes de instrumentos, cada uno basado en los esfuerzos de técnicos anteriores. La génesis del saxofón difiere del patrón habitual de construcción de instrumentos, ya que su creación se puede atribuir a un individuo, Adolphe Sax. De todos sus esfuerzos, el saxofón es su creación más duradera.

Al principio, Adolphe Sax fue aprendiz en el negocio de fabricación de instrumentos bajo la tutela de su padre. Charles-Joseph Sax (1791 – 1865) fue empleado por el Rey Guillermo I como fabricante oficial de instrumentos para la Banda del Ejército Belga. El nombramiento real otorgó autoridad al nombre de Sax y permitió al joven Adolphe aprender un valioso oficio. A los seis años, Adolphe estaba perforando agujeros de tono en los clarinetes y trabajando en un torno de madera. A los 15 años, Sax compitió en la Exposición Industrial de Bruselas  con dos flautas y un clarinete de marfil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Continue reading “Anecdotario XIV: Adolphe Sax”