The Fort Apache (Banda)

Durante casi 15 años, la banda de Fort Apache ha sido una de las pocas auténticas portadoras de estándares de lo que legítimamente se puede llamar jazz latino. Como se demostró en Crossroads, el debut Milestone del sexteto con sede en Nueva York. Como uno de sus miembros fundadores, Steve Berrios, explica: “La mayoría de las bandas que tocan el llamado jazz latino pueden tocar una canción de ‘jazz’ de la misma manera que una banda de salsa tradicional podría tocarla. Para mí ese no es el punto, esa no es su tarea. Conocemos las dos caras de la moneda muy bien, lo que hace que esta banda sea única. Creo que sale del alma “. Peter Watrous, que escribe en el New York Times, estuvo de acuerdo y señaló que” la banda ha ideado algo inmensamente dramático, música que cambia constantemente de ángulos y enfoques”

Continue reading “The Fort Apache (Banda)”

Armonía Simétrica

Simetría en lugar de tonalidad

El nuevo territorio que Giant Steps trajo a la tradición del jazz provino de su rigurosa exploración de los componentes básicos del jazz. En el caso de gigant steps las progresiones de acordes articulan la simetría en lugar de la tonalidad.

Vivimos en un mundo de inmensa belleza. Hay una multitud de formas con innumerables variaciones.  Todo parece tener un equilibrio mágico ligado a una cierta simetría (no siempre lógica) , algo similar sucede en la música. Se puede subdividir en tonos o pensar en “frases simétricas” que producen una nueva forma de pensar en las notas. Hay innumerables formas en que el equilibrio arquitectónico se puede lograr musicalmente desde el nivel micro al macro.

Músicos tan diversos como John Coltrane , Jaco Pastorius o Steve Coleman explican como para desarrollar un solo utilizan dibujos simétricos que dan al solo una nueva profundidad, dejando de banda si tal o cual nota está dentro de la escala que proporciona el acorde.

Aunque esta manera de pensar en la armonía suele ser estudiada por alumnos avanzados, si se enseña desde el principio puede ser comprensible por cualquiera.

Encuentro que la simetría es un concepto importante para el estudio de la música. Esto se relaciona con polaridades fundamentales que, intuitivamente, se encuentran en el corazón de una gran cantidad de sistemas naturales y filosóficos. Cuando tal vez en el futuro se estudie la música del siglo XX, veremos que las escalas simétricas y las armonías simétricas, e incluso los ritmos simétricos son parte del repertorio del músico contemporáneo.

 

 

Fabian Almazan (teclados)

Cuando su disco debut, Personalities, se lanzó en 2011, el pianista Fabian Almazan  hizo notar a todos que era un músico sin miedo a arriesgarse con su oficio. Ese álbum comenza con una pieza de Shostakovich (aumentada con un cuarteto de cuerda y sonidos electrónicos), y establece efectivamente la trayectoria que Almazán ha continuado desde entonces, en la que los lenguajes musicales clásicos, latinos y post-bop han sido  fusionados de maneras que son consistentemente sorprendentes y revolucionarios.

Desde 2007, su visión personal para sus propios proyectos haya sido audaz y ambiciosa , intrépida cuando se trata de trascender géneros. Almazán lanzó su segundo disco, Rizoma, en 2014, y al igual que su antecesor incluyó un cuarteto de cuerdas para ayudar a realizar sus complejas y atractivas composiciones. La nueva incorporación para ese disco fue la vocalista / guitarrista Camila Meza, que se convirtió en un componente central del conjunto de Almazán, junto con la bajista Linda May Han, el batería Henry Cole y el cuarteto de cuerdas, incluyendo Megan Gould y Tomoko Omura al violín, Karen Waltuch en viola, y Noah Hoffeld en cello.

https://www.fabianalmazan.com/

Stanley Clarke (Bajo eléctrico)

stanleyStanley Clarke es uno de los bajistas que creó un lenguaje para el bajo eléctrico en el contexto de la música de fusión en los años 70. Comenzando con Pharoah Sanders (1971) y especialmente con Chick Corea (1972), Clarke convirtió el bajo eléctrico en una fuerza de la naturaleza. Tanto en términos de poder de percusión como en términos de espectro cromático.

Sus composiciones fueron ambiciosas, School Days (junio de 1976) fue un éxito. El doble LP I Wanna Play For You (septiembre de 1979) marcó la transición de la antigua fusión  a una fusión más  pop-soul-funk a la que también se unió George Duke. Este último se convirtió en su principal asociación durante la década de 1980, especialmente en el grupo de funk The Clarke / Duke Project (1981).

El bajista luego se emparejó nuevamente con Copeland para dos álbumes en el proyecto de fusión Animal Logic. Cerró la década con 1988 más post-bop y tendencia jazz modal , If This Bass Could Only Talk, que también presentó a Copeland, Wayne Shorter, Allan Holdsworth y el bailarín de tap Gregory Hines.

En 2012, Clarke viajó a Francia para participar en el concierto del cincuentenario del violinista Jean Luc Ponty . Allí, se unió a Ponty y al guitarrista Biréli Lagrène en una actuación, que luego llevó al trío a grabar el D-Stringz de 2015 para Impulse. En 2018, Clarke volvió a su formato de banda con The Message, con la pianista Beka Gochiashvili, el teclista Cameron Graves y el baterista Mike Mitchell.

Nu-Jazz

Es curioso cómo muchos movimientos estilísticos tienen la palabra para “nuevo” en ellos, incluso cuando se fundamentan en estilos que se remontan muy atrás: Bossa Nova, Nuevo Tango, Nouvelle Vague, New Wave, the New Thing.

A mediados de la década de 1990, el tecladista noruego Bugge Wesseltoft ideó el término New Conception of Jazz (o N-COJ) para describir su combinación particular de jazz y ritmos electrónicos, pero la etiqueta más corta y más ágil generalmente aplicada es “nu-jazz”.

Estamos muy lejos del humeante crisol de Nueva Orleans. La postura del Nu-Jazz es que el centro de gravedad del jazz ha pasado de las preocupaciones puristas y retro de los EE. UU. a las de una Europa del norte más multicultural y tecnológicamente relajada.

Técnicas de loop suelen ser muy utilizadas, percusión en bucle.  Los retrasos digitales se usan para crear ritmos sincopados a partir de notas o acordes individuales, todo mezclado con armonías ya exploradas por el jazz más tradicional. 

Gentle Giant(banda)

Formado en los albores de la era del rock progresivo en 1969, Gentle Giant parecía preparado durante un tiempo a mediados de los 70 para salir de su estatus de banda de culto, pero por alguna razón nunca dio el salto. Algo más cercano en espíritu a Yes y King Crimson que a Emerson, Lake & Palmer o Nice, su sonido único fusionó el hard rock y la música clásica, con un enfoque casi medieval en el canto.

Continue reading “Gentle Giant(banda)”

Stevie Wonder, ‘Innervisions’

La prueba de si un álbum es o no un clásico tiene más que ver con el atractivo y la resistencia al tiempo que con el impacto instantáneo. En 1973, “Innervisions” de Stevie Wonder golpeó duro inmediatamente. Estados Unidos estaba lidiando con el racismo, la pobreza y una epidemia de drogas desenfrenada, entre otros problemas. A los 23 años, Wonder ya era un músico experimentado con varios álbumes lanzados como un niño prodigio y como un adulto de cara fresca. Con una nueva conciencia cultural e fuerza para impulsar la sociedad, Stevie fue valiente al abordar todos los problemas antes mencionados.

El álbum alcanzó su punto máximo en el número 4 en la lista Billboard. El genio de Wonder es palpable, especialmente teniendo en cuenta que Wonder  lo grabó solo. En varios cortes, se le acreditan las voces principales y de fondo, las teclas, el sintetizador, la armónica, las congas y la batería.