Jazz con raices

ALGO DE JAZZ, BLUES, ROCK...

Dos trabajos recientes de jazz caribeño me han sorprendido gratamente. Por un lado se trata de un disco del saxofonista francés, nacido en Guadalupe Jaques Schwarz-Bart y por otro lado del  saxofonista cubano Yosvany Terry.

El  último disco de Jaques Schwarz-Bart se titula Jazz Racine Haití y es una equilibrada fusión entre el Jazz y el Canto Voodoo Haitiano.

jacques_schwarz-bart

Llegado a este punto ya sé lo que algunos estaréis  pensando. Voodoo, magia negra, zoombies… toda la parafernalia que las películas de Hollywood nos enseñan sobre el tema. No es para tanto, el  Voodoo es una manifestación religiosa proveniente del antiguo reino de Dahomey  (Benin) y que lógicamente llevaron a América los esclavos negros.

La música Voodoo es de gran complejidad tanto melódica como rítmica y  Jaques Schwarz-Bart ha logrado en este disco una integración de elementos contemporáneos jazzísticos con esta música ancestral y espiritual de Haití . Para ello ha…

Ver la entrada original 289 palabras más

Jay Kay y Toby Smith (Jamiroquai)

Es un poco de un cliché, pero todas las canciones más exitosas que Jay y yo escribimos sucedieron en menos de un cuarto de hora, y fueron más a menudo  una combinación de un verso mío más un coro suyo, o viceversa . Así, por ejemplo, ‘Virtual Insanity’ fue un verso que escribí en casa, con un coro que Jay había escrito mientras estaba de gira en Japón. “Demasiado joven para morir” era un coro que había escrito con el verso de Jay. Jay soltaba melodías, y por lo general no se comprometía con las letras hasta el último minuto. Jamiroquai funcionó porque tuvimos una combinación afortunada de sincronización, habilidad e individualidad en un tiempo dominado por las bandas de covers de los Beatles y la música de baile. También Jay fue un artista ejemplar y eso significó que los shows en vivo fueron geniales. Toby Smith

Los primeros cinco álbumes de Jamiroquai presentaron una destacada composición y virtuosismo musical de Smith. Emergency on Planet Earth (1992), The Return of the Space Cowboy (1994) y Traveling Without Moving (1997) vieron a Zender y Smith unirse para crear arreglos atrevidos, ingeniosos. Después de que Zender dejó la banda en 1998, Smith y Kay dirigieron la nave en los registros de “Synkronized “(1999) y A Funk Odyssey (2001). Smith abandonó bruscamente la banda en la víspera del Funk Odyssey World Tour, justo antes de que la banda regresara a los Estados Unidos para un show en el Hammerstein Ballroom el 10 de septiembre de 2001.

 

 

 

El revival del dixieland

“A mediados de la década de 1930, la palabra (dixieland) comenzó a emplearse en algunos círculos de músicos blancos. Luego pasó a la prensa especializada y, de allí, al público para perder, poco después, su connotación sureña”. Richard Sudhalter

A finales de los año treinta, la Era del Swing estaba en todo su apogeo gracias a las big bands de Benny Goodman, Chic Webb, Glen Miller o los hermanos Dorsey (Jimmy y Tommy). El jazz de Nueva Orleans, así como su vástago, el dixieland, llevaban bastante tiempo desaparecidos.

original dixielandLa obra de pioneros como King Oliver o Jelly Roll Morton permanecía en el olvido. Algunas de sus figuras, como Nick LaRocca, fundador de la Original Dixieland Jazz Band, había abandonado la música para dedicarse al mundo de la construcción, mientras que el trombonista Edward <kid> Ory, que no sólo enseño el oficio a Louis Armstrong, sino que lo acompañó en las sesiones de los Hot Five y de los Hot Seven(1925-1928), se dedicaba a la cría de aves de corral.

Continue reading “El revival del dixieland”

Red (King Crimson)

 

Red se erige como uno de los álbumes más pesados ​​y meticulosos del rock clásico.  Sentó las bases para el trabajo más atmosférico de Robert Fripp de épocas posteriores.

Robert Fripp compuso una lista de razones por las cuales necesitaba terminar con King Crimson. Con tan solo 28 años sintió que King Crimson, el grupo de rock progresivo que fundó seis años antes se había convertido en anticuado, representante de un tiempo diferente según comenta en una entrevista. Además, la banda se estaba disolviendo ante sus ojos. De gira desde octubre de 1973 hasta el verano siguiente, Fripp había observado una tensión creciente entre el cuarteto establecido en su línea más fuerte y en camino de lograr su mayor recepción comercial hasta la fecha. “Las situaciones se están desarrollando hasta el extremo”, comenta.

El baterista Bill Bruford  describió una vez a Fripp como una parte, Joseph Stalin, una parte Mahatma Gandhi, y una parte el Marqués de Sade.