Milt Jackson(Vibráfono)

Jackson divergió de sus dos grandes predecesores al vibráfono, Lionel Hampton y Red Norvo, desarrollando un enfoque lineal y rítmicamente influido por el bebop más que por el swing. Prefirió un vibráfono ligeramente mayor de lo habitual y ajustó el oscilador para darle un sonido cálido y característico.

Grabó como director y trabajó con varios nombres importantes, incluyendo a Coelman Hawking, John Coltrane , Oscar Peterson y Ray Charles,pero es más conocido como parte del Modern Jazz Quartet, de larga carrera, uno de los grupos más exitosos de la historia del jazz. La banda comenzó como el Milt Jackson Quartet, pero pasó a ser MjQ de 1952 a 1974, y más tarde de forma ocasional. Jackson era un solista dotado, con los pies en el sensato pragmatismo del gospel y el blues; su estilo proporcionaba un contrapeso al intrincado clasicismo de las composiciones y los arreglos del pianista John Lewis con el grupo, pero sin perturbar el equilibrio de la música.

Jack Teagarden(Trombón y cantante)

Mediante el estilo completamente nuevo de Jack Teagarden la totalidad del concepto de cómo podía sonar un trombón de jazz empezó a cambiar… Artie Shaw

Quizás uno de los mejores trombón de la historia del jazz, Jack Teagarden pudo haber sido el intérprete dominante en los treinta. Se labró su reputación a finales de los años veinte con Ben Pollack y Red Nichols, pero su falta de ambición y su afán de seguridad le inclinaron a rechazar la invitación de un oscuro clarinetista que lanzaba una nueva banda, en su lugar prefirió un contrato de cinco años con Paul Whiterman. Unos meses después , Benny Goodman era una estrella. Fue agraciado con una de las mejores voces blancas del blues de todos los tiempos, cantaba <Basic street Blues> de modo melódico y relajado. En 1939 creó su propia big band, y entre 1940 y 1945 hizo alguna de sus mejores grabaciones con pequeñas bandas de swing. Estuvo de gira con Louis Armstrong entre 1947 y 1951 y desde entonces tocó con sus propias bandas.

Afro Blue(Mongo Santamaria)

Mongo Santamaria es el hombre que le dio al mundo “Afro Blue”, una canción que llamó la atención de John Coltrane y de muchos otros por su espiritualidad elevada y digna.

Hay un espíritu híbrido de melancolía y resolución en este tema, un espíritu que Mongo y Trane parecían compartir.

Maestro conguero, Santamaria en su mejor momento crea un hechizo de incitación enraizado en los rituales religiosos cubanos, sentado silenciosamente ante sus congas con total dominio sobre los espacios rítmicos.

Ramon “Mongo” Santamaria originalmente tomó el violín, pero luego cambió a la batería antes de abandonar la escuela para convertirse en un músico profesional. Mongo , que actuó en el Tropicana Club en La Habana, viajó a la Ciudad de México con un conjunto de baile en 1948 y luego se mudó a la Ciudad de Nueva York en 1950, donde hizo su debut en Estados Unidos con Pérez Prado y Tito Puente. El avance de Santamaria en el mercado masivo pudo haber sido el resultado de una mala noche en un club nocturno cubano en el Bronx en 1962. Según la historia, solo tres personas se presentaron al club ese día, así que los músicos realizaron una sesión improvisada sin mucha presión en que el pianista suplente para el concierto, Herbie Hancock , dio a conocer su nueva melodía de blues a los otros músicos, el tema se llamaba”Watermelon Man“.  Cuando el productor Orrin Keepnews lo escuchó, se apresuró a llevar a la banda a un estudio y grabó un sencillo que saltó al puesto número diez en las listas de éxitos en 1963.

El movimiento Hippie

En un clima de violencia e inestabilidad, algunos jóvenes estadounidenses trataron de expresar su descontento en un nuevo movimiento. Se desarrolló fuertemente entre fines de 1966 y los primeros seis meses de 1967, especialmente en San Francisco y Los Ángeles. Se caracterizaba por una oposición sistemática a la sociedad convencional, descrita como intolerante y materialista, y se afirmaba con una mayor libertad moral, en el consumo de drogas, en el culto por los filósofos y religiones de Oriente con ropa de flores y pelo largo y vida en comunidad. En julio de 1967, los hippies superaban los trescientos cincuenta mil.

Continue reading “El movimiento Hippie”