Tuneando el instrumento

Muchos son los músicos que después de experimentar y aprender su instrumento deciden cambiarle alguna cosa para adaptarlo a su manera de tocar.  Milt Jackson que ajustó el oscilador para darle un sonido cálido y característico a su vibráfono. Jaco Pastorius saco los trastes a su fender jazz bass. Pat Metheny con su guitarra mixta que llamó  “Pikasso” por decir algunos.  En todos los casos  este  proceso de bricolaje ha influido en su proceso de aprendizaje , composición y  sonido.



Cada músico tiene su historia personal ligada a su instrumento. Brian May de Queen construyó su guitarra, conocida como Red Special, con su padre ya que éste no podía comparle una. Con el tiempo y algunas mejoras la guitarra de Brian está ligada indiscutiblemente a él, su forma de tocar y su sonido característico. 

El guitarrista Eddie Van Halen compró el cuerpo  de fresno de su guitarra y el brazo de arce a Wayne Charvel por la ridícula cantidad de 130 dólares. La ganga no era fortuita, sino se debía a que estaba repleta de defectos. Eddie sabía  lo que quería, redujo la retroalimentación microfónica, instaló la pastilla de una forma “incorrecta”, agregó un Floyd Rose, y donde debiera estar el vibrato típico de stratocaster, al guitarrista se le ocurrió atornillar una moneda de 25 centavos .  Pintó de negro, añadió unas tiras blancas y listo.

B.B. King llevaba a Lucille, su guitarra  una variación en la combinación del cuerpo hueca y sólido ES-355 de Gibson.

Steve Vai,  a partir de la existencia de Steve, las guitarras de siete cuerdas tienen una nueva vida, siendo él quien tuvo un papel determinante en su popularización gracias a su uso en shows y muchas grabaciones que hoy son clásicas.

Continue reading “Tuneando el instrumento”

Queen en 10 canciones

Daybreak Over the Ocean

Header-Logo.png

Ahora que todo el mundo está hablando sobre la película “Bohemian Rhapsody”, que repasa la carrera musical de la banda liderada por Freddie Mercury; me parece que es una oportunidad perfecta para repasar esas canciones de Queenque han sido parte de la banda sonora de muchos jóvenes, y no tan jóvenes, a lo largo de los años.

  1. Empezamos con una de esas primeras canciones que fue originalmente incluida como versión instrumental en el primer álbum de Queen, pero que no fue hasta su segundo lanzamiento “Queen II” en la que pudimos escuchar su letra, me refiero a “Seven Seas of Rhye”, una de las canciones más populares de su primera etapa en la primera mitad de la década de los setenta.
  2. In the Lap of the Gods… Revisited” canción que sirve como cierre de su tercer álbum “Sheer Heart…

Ver la entrada original 659 palabras más

Milt Jackson(Vibráfono)

Jackson divergió de sus dos grandes predecesores al vibráfono, Lionel Hampton y Red Norvo, desarrollando un enfoque lineal y rítmicamente influido por el bebop más que por el swing. Prefirió un vibráfono ligeramente mayor de lo habitual y ajustó el oscilador para darle un sonido cálido y característico.

Grabó como director y trabajó con varios nombres importantes, incluyendo a Coelman Hawking, John Coltrane , Oscar Peterson y Ray Charles,pero es más conocido como parte del Modern Jazz Quartet, de larga carrera, uno de los grupos más exitosos de la historia del jazz. La banda comenzó como el Milt Jackson Quartet, pero pasó a ser MjQ de 1952 a 1974, y más tarde de forma ocasional. Jackson era un solista dotado, con los pies en el sensato pragmatismo del gospel y el blues; su estilo proporcionaba un contrapeso al intrincado clasicismo de las composiciones y los arreglos del pianista John Lewis con el grupo, pero sin perturbar el equilibrio de la música.

Jack Teagarden(Trombón y cantante)

Mediante el estilo completamente nuevo de Jack Teagarden la totalidad del concepto de cómo podía sonar un trombón de jazz empezó a cambiar… Artie Shaw

Quizás uno de los mejores trombón de la historia del jazz, Jack Teagarden pudo haber sido el intérprete dominante en los treinta. Se labró su reputación a finales de los años veinte con Ben Pollack y Red Nichols, pero su falta de ambición y su afán de seguridad le inclinaron a rechazar la invitación de un oscuro clarinetista que lanzaba una nueva banda, en su lugar prefirió un contrato de cinco años con Paul Whiterman. Unos meses después , Benny Goodman era una estrella. Fue agraciado con una de las mejores voces blancas del blues de todos los tiempos, cantaba <Basic street Blues> de modo melódico y relajado. En 1939 creó su propia big band, y entre 1940 y 1945 hizo alguna de sus mejores grabaciones con pequeñas bandas de swing. Estuvo de gira con Louis Armstrong entre 1947 y 1951 y desde entonces tocó con sus propias bandas.