Randy Brecker (Trompeta)

Un titán de jazz y un oficial con una carrera de más de 40 años marcada por haber liderado uno de los equipos de fusión más exitosos,  Brecker Brothers , junto a su hermano, el saxofonista Michael Brecker . Después de emerger a finales de los años 60 como miembro de los grupos de Horace Silver y Art Blakey , Brecker se estableció rápidamente como un músico de sesión en demanda, a menudo trabajando con su hermano y apareciendo en innumerables grabaciones de diferentes géneros, incluidos álbumes de James Brown , Todd Rundgren, Lou Reed , Aerosmith , George Benson y muchos más.

Con el lanzamiento de los Brecker Brothers con influencia de funk a mediados de la década de 1970, ascendió al escalón más alto de estrellas de la fusión de la era, anotando un éxito con “Some Skunk Funk” de The Brecker Bros. de 1975 y ganando numerosos premios Grammy. nominaciones en el transcurso de los seis años iniciales del grupo. Aunque está estrechamente vinculado a la fusión, muchos de sus propios álbumes, como Score ‘s de 1968 y In the Idiom de 1987 han mostrado su dedicación a la conducción de la tradición del jazz post-bop.

Stewart Copeland (Bateria)

Stewart Armstrong Copeland, como lo bautizaron, nació el 16 de julio de 1952 en Alejandría, en Egipto. Su padre era agente de la CIA y su madre arqueóloga y, por lo tanto, pasó muchos de sus años en el Medio Oriente.

sturwart copelandSu padre, Miles Copeland Jr., fue un gran trompetista de jazz de la época. Antes de que comenzara la guerra, estaba en una banda con Woody Herman y luego tocó en una banda del ejército haciendo números de Glen Miller. Miles estaba al servicio de John Foster Dulles en el Departamento de Estado y cuando Stewart tenía seis meses, fue enviado a El Cairo. Creció en Beirut y Líbano y finalmente habló con fluidez árabe. Parece que recibió su inspiración e influencias de alguien llamado John Bonham. También trabajó con Stanley Clark. Comenzó a tocar la batería cuando tenía trece años en diferentes grupos formados por los niños de la comunidad estadounidense de Beirut. Cuando todavía era un adolescente, su padre se mudó a Londres. Stewart fue enviado a Milifield, una escuela privada muy costosa en el sur de Inglaterra. Stewart nunca terminaría su carrera. 

Stewart conoció a Sting a principios de 1977 y estaba convencido de que había encontrado la voz ideal para su nueva banda. Fue a la universidad y se estableció en Inglaterra en 1975. Empezó a tocar la batería para un grupo llamado Curved Air.

Después de que el grupo se separó, comenzó una banda llamada Police con Sting (que era el vocalista y bajista principal) y Henri Padovani, que era el guitarrista.

Freddie Hubbard(Trompeta)

Freddie-hubbard

En los sesenta y a principios de los setenta, el trompetista Freddie Hubbard llegó en la época del hard-bop, tocó free jazz con Ornette Coleman y John Coltrane y creó un conjunto de composiciones, grabaciones e improvisaciones ejemplares con los mejores artistas de Blue Note de los sesenta: Art Blakey, Herbie Hancock, Wayne Shorter, Andrew Hill, Eric Dolphy, Lee Morgan, Tony Williams, Sam Rivers y muchos otros.

 

 

Jazz en el cine

La primera película con una banda sonora que se lanzó comercialmente fue “The Jazz Singer”, en octubre de 1927. En ese momento, fue una sensación escuchar la voz del actor principal de la película, Al Jolson, justo cuando movía su labios.  La música grabada también fue un fenómeno nuevo. Hasta entonces, las películas mudas se acompañaban de orquestas en vivo.

En “The Jazz Singer”, Al Jonson representa a un cantante judío que desafía las tradiciones de su familia para seguir sus aspiraciones y convertirse en una estrella de Broadway. Abordando no solo los conflictos entre los valores tradicionales y la modernidad, la película de 1927 también aborda los enfrentamientos entre quienes creían que la música debía restringirse a fines religiosos y aquellos que querían entretenerse con ella, uno de los debates de la época. 

Continue reading “Jazz en el cine”

Jerry González y los piratas del flamenco

Suave y sofisticado,  la música evoca un bar clandestino, un club íntimo en el que se exhiben ardientes ritmos flamencos, jazz con sabor a bebop y algunas melodías conocidas. Jerry Gonzalez lidera un elenco de músicos que agregan sabores excéntricos a esta suculenta mezcla de estilos. La música varía de reflexiones meditativas a ardientes y pasionales fusiones culturales.